NO SOLO PALABRAS – ADIOS AMOR, GRACIAS MAESTRO

[vc_row css_animation=”right-to-left” css=”.vc_custom_1533858083682{padding-top: 30px !important;padding-right: 30px !important;padding-bottom: 30px !important;padding-left: 30px !important;background-color: #e5e5e5 !important;background-position: 0 0 !important;background-repeat: repeat !important;}”][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

Cuando concluye una relación amorosa, generalmente se crea un vacío en la vida de los que antes fueran pareja, se ingresa en un periodo que aquí en Colombia llamamos despecho, lo que es la frustración ante el sueño fallido, ese que creamos inconscientemente cada vez que constituimos una relación de pareja.

Generalmente cuando se atraviesa por el duelo de la ruptura, es común escuchar a las personas atribuyéndole toda la culpa al otro, nos cuesta reconocer que en una pareja son dos los que aciertan y los que se equivocan, todo obedece al hecho de que hemos sido educados para “ser buenos” ante los demás así sea recurriendo al auto engaño.

La pareja es la mejor oportunidad de aprender de cada uno, dado que es la expresión de lo que vibramos y creemos a cerca de nosotros; esto obedece a que es un espejo en el que podemos ver lo que llevamos encriptado en el inconsciente. Es nuestra pareja la mejor manera de observarnos debido a que para hacerlo solo podemos reflejados en los ojos del otro.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_single_image image=”4036″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]

Luz Nelly Suárez Bonilla

Life Coach, Consteladora Familiar.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”left-to-right” css=”.vc_custom_1533858099019{background-color: #e5e5e5 !important;background-position: 0 0 !important;background-repeat: repeat !important;}”][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”4463″ img_size=”full”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Es por esto por lo que cuando estamos emparejados podemos claramente notar a través de cómo nos relacionamos con el otro, si nuestra pareja es poco amable y desatenta solo refleja nuestra falta de amabilidad y desatención, especialmente si somos mujeres debido a nuestra estructura cerebral desarrollada para priorizar a los demás por encima de nuestras propias necesidades, lo cual fue útil para la supervivencia humana en las cavernas, hoy es posible hacerlo distinto.

Continuamente hombres y mujeres nos quejamos sistemáticamente del otro género en cuanto a relaciones se trata, yo misma hasta hace pocos años también lo hice; en realidad solamente nos relacionamos con las personas que vibran en lo que cada uno se permite, por tanto, lo que aceptamos del otro, es consecuente a lo que internamente aceptamos de nosotros mismos.

Cada uno convoca a la vida personas que traen enseñanza para que internamente mejoremos nuestra relación, el otro mostrará las deficiencias personales, y muchos repetimos relaciones similares con nombre diferente, lo que me permite corroborar lo expresado anteriormente.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”left-to-right” css=”.vc_custom_1533858099019{background-color: #e5e5e5 !important;background-position: 0 0 !important;background-repeat: repeat !important;}”][vc_column][vc_column_text]

En la ruptura de relaciones es importante parar antes que recurrir al consejo de amigos y familiares, alcohol o una nueva relación, y revisar que hemos aprendido, lo que generalmente sale de lo que ha dolido con más vehemencia; allí esta consignado el más valioso aprendizaje. Si, por ejemplo, el otro fue infiel, es reflejo de cómo somos infieles a nosotros y solo cuando nos respetamos en todo aspecto convocaremos alguien que también lo haga.  También es importante ver el transgeneracional de nuestro sistema familiar, allí puede haber un mandato escondido, que nos guía a través de nuestra lealtad invisible a escoger como pareja alguien que no puede ser fiel.

Las relaciones son un gran medidor de lo que aceptamos interna e inconscientemente, es por esto por lo que cuando atiendo a personas en consulta de coaching y/o constelaciones familiares, y el tema está relacionado con su pareja, antes que permitir la queja del otro invito a que hablen de todo eso tan “dramático” en 1 persona, esto claramente no me hace la más simpática, pero abre la posibilidad de verse interiormente.

Con el tema transgeneracional es complejo, dado a que toda la información del sistema no está en la mente consciente, sin embargo cada uno de nosotros la lleva puesta en sus genes y en el cerebro  reptiliano, pues los hechos de nuestros ancestros han permitido la supervivencia hasta ahora, y a veces para que un sistema sobreviviera fue necesario relacionarse con alguien sin amor, deseo o consideración, por esto hoy muchos cargamos con el “mandato” de nuestro sistema familiar que hace más complejo relacionarse armónicamente,  lo que hacemos en Constelaciones Familiares, según el caso, es que la persona vea lo que lleva en su inconsciente frente al tema de relaciones, y de este modo dejar de lado dicha lealtad para ir por la vida a relacionarse sanamente.

Todo lo anterior explica la razón por la que una persona en una relación se comporta de una forma y cuando conoce a otra realmente diferente, tiene con esta detalles y comportamientos antagónicos, cuando encuentra la pareja que se permite recibir y ser amada, fluye armónicamente.

Somos producto de un acto de amor, gracias a este llegamos a la vida, relacionarnos adecuadamente es lo natural, cada persona con la que nos conectamos es importante y única, en el evento que  no funcione de la manera que anhelamos es importante agradecerle a esta persona que viene como un maestro; y aunque cause dolor es más fácil avanzar a la vida cuando le damos gracias por el aprendizaje, tomamos nuestros sueños rotos y reconocemos el vacío que nos deja, sin resistencia por el dolor, a toda relación finalizada es imperioso hacerle el duelo, un amor finalizado es una gran oportunidad de crecer internamente lo que hace que al finalizar asumamos nuestra responsabilidad por lo que nos corresponde y le dejemos al otro en libertad de ser feliz.

Resulta fácil superar un duelo cuando soltamos el apego por el otro y como nos sentíamos a su lado, llenamos su vacío de amor propio y esto solo se logra siendo conscientes que tenemos nuestra participación en la relación, alejarnos del victimismo que solo sirve para seguir agrediendo a quien hasta hace poco besábamos con profunda pasión.

Somos un inmenso resonador lo que enviamos como vibración desde el corazón es lo que manifestamos, así que el amor maravilloso al que tenemos derecho existe, solo requerimos amarnos interiormente de la manera que esperamos ser amados por los demás.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=”.vc_custom_1533858135920{background-color: #e5e5e5 !important;}”][vc_column][vc_column_text]www.luznellysuarez.com

Instagram: @luzconsteladora

Facebook: @LuzNellyConsteladoraCoach

Twitter: @LuzConsteladora

Youtube: Luznellysuarez

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=”.vc_custom_1527030592430{margin-bottom: 20px !important;}”][vc_column][vc_separator color=”black” border_width=”10″ el_width=”90″ css_animation=”fadeInUpBig”][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”right-to-left” css=”.vc_custom_1527222210452{margin-bottom: 20px !important;}”][vc_column width=”1/2″][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Volver a No Solo Palabras

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *