ALIENTO PARA EL VIAJE/ NO SOLO PALABRAS

[vc_row css=”.vc_custom_1527030114457{padding-top: 30px !important;padding-right: 30px !important;padding-bottom: 30px !important;padding-left: 30px !important;}”][vc_column][vc_column_text]

ALIENTO PARA EL VIAJE

“deja todo en mis manos y confía, dedícate a  vivir,  a crecer espiritualmente, que yo supliré todas tus necesidades y nunca te dejaré en vergüenza; Ama tu cuerpo, tu existencia, cuida tu vida del peligro y de la enfermedad, de esa forma me demuestras cuánto  me amas”

Hola, soy Faby, hoy es día cualquiera una semana de tantas, estos días han sido buenos o difíciles, las dos caras de la moneda, según lo que cada uno este experimentando.  Este artículo es para las guerreras y guerreros disfrazados, esos que tienen cicatrices en el corazón por las batallas de la vida y que hoy podrían mostrarlas. Hoy un Susurro llega a nuestro corazón, no bajemos la guardia, dejemos la rigidez de nuestra alma, hoy Dios desea abrazarnos con su protección, su bondad y su amor. Tal vez esta semana estuvimos atentos a esquivar los golpes de la vida, Tal vez hubieron varios brazos que nos soltaron en el viaje, pero Dios no lo hizo ni lo hará, tú vida está al cuidado de un Dios bueno, confiable y fiel, no importa qué nos toque recorrer durante esta semana, él está un paso adelante, porque esa montaña a la que debemos llegar, él ya la escalo.

En cuanto a tu incertidumbre,  Dios  va cien pasos  adelante abriendo caminos,  preparando la tierra, él  prepara nuestro viaje;  a veces creemos o sentimos,  que caminamos  solos y no escuchamos  todas las  formas en que Dios  va  protegiendo nuestro andar  delante nuestro,  “no temas ni te desalientes  porque el propio señor irá delante de  ti, el estará contigo no te abandonará ni te desamparará”. Sabes que significa todo esto al final,   que podemos calmarnos y preocuparnos  menos  por lo que pasa a nuestro alrededor,  que  podemos  poner nuestra  confianza en Dios o ese ser superior en el que creas y dedicarnos a  conectarnos  con nosotros  mismos, dedicarnos a  enamorar  y valorar a la única persona  que estará  contigo hasta el final del camino y te acompañará durante todo el viaje, esa persona eres tú mismo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”right-to-left” css=”.vc_custom_1527042347808{padding-top: 30px !important;padding-right: 30px !important;padding-bottom: 30px !important;padding-left: 30px !important;background-image: url(https://revistacodigoclick.com/wp-content/uploads/2018/05/sulmaarizala1.jpg?id=3532) !important;background-position: 0 0 !important;background-repeat: repeat !important;}”][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

Dios no busca  seres  con un comportamiento  perfecto, él sabe que  mientras estemos en este mundo  estamos  expuestos  a la imperfección,  lo único  que él te pide es que aprendas a amarte cómo eres,  que luches  por cuidar tu corazón de sentimientos negativos, que no permitas  que se instalen en  tu mente emociones de fracaso,  tristeza y dolor sin sentido  ya que  su cuidado  siempre estará sobre ti,  Dios te dice “deja todo en mis manos y confía, dedícate a  vivir,  a crecer espiritualmente, que yo supliré todas tus necesidades y nunca te dejaré en vergüenza; Ama tu cuerpo, tu existencia, cuida tu vida del peligro y de la enfermedad, de esa forma me demuestras cuánto  me amas”.  ¿Quieres cambiar tu vida y tu forma de ver el mundo? Empieza por ti mismo y deja a Dios entrar en tu corazón, él te guiará día a día, paso a paso y si no lo dejas, igual estará para levantarte y sanar tus heridas.

¿Sabes?… es increíble  ver  como el mundo  pierde  la fe  y  todo  lo que se recibe  es  quejas,  comentarios  negativos,  conformismo y aceptación pero sin evolución. Para muchas  mujeres y hombres ser “Gordos” o no tener la figura perfecta es su mayor  problema,  una lucha constante por resistir,  persistir  y nunca  rendirse.  Luchar contra el mundo en busca de aceptación o inclusión como lo llamamos ahora, romper esquemas, acabar con paradigmas que generan discriminación, pero de lo que no nos damos cuenta es que nosotros mismos generamos esa discriminación con las ideas, pensamientos y programaciones que tenemos en nuestras mentes.

El otro día, en un grupo de redes sociales una chica compartió un pensamiento que en realidad la tenía muy desanimada y frustrada, decía algo como así:

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″]

[vc_column_text]INSTAGRAM:   fabiolasantosg

FACEBOOK:    Fabiola Santos

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”left-to-right” css=”.vc_custom_1527042359812{background-image: url(https://revistacodigoclick.com/wp-content/uploads/2018/05/sulmaarizala1.jpg?id=3532) !important;background-position: 0 0 !important;background-repeat: repeat !important;}”][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”5267″ img_size=”full”][vc_column_text]

“CLUB CÓDIGO CLICK” Descuentos sin limites 

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Creo que los demás me juzgan porque soy gorda, estuve en una entrevista de trabajo y sentí que la entrevistadora me miro mal y me dio a entender que este trabajo no era para mí; ¿siento que mi familia me mira mal y me dicen que estoy muy gorda, me rechazan y todo el tiempo me dicen que debo bajar de peso, que triste que la sociedad sea así, díganme alguna de ustedes ha sentido esta discriminación?”.  De inmediato varias seguidoras comenzaron a dar likes y comentar con opiniones como, “Siiii, a mí me ha pasado lo mismo la gente no sabe más que juzgar,” otra dijo: “Esa es una situación que a diario se presenta, pero, si no es ese puesto será otro”.  Otra  contesto,  “ni modo eso fue lo que nos tocó vivir en esta sociedad  y los medios  son los  principales  causantes de  esta situación  pues imponen  los esquemas  de perfección”.

Y mientras yo leía pensaba; A qué hora aparecerá ese comentario que le dé animo a esta chica y le diga cuan valiosa es, que confié porque no es su condición de gorda lo que la hace no conseguir trabajo sino la situación del país. Una voz de aliento que la impulsara a pensar de una forma diferente positiva y que le devolviera la seguridad en sí misma.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=”.vc_custom_1527223594931{padding-top: 30px !important;padding-right: 30px !important;padding-bottom: 30px !important;padding-left: 30px !important;}”][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

Ese comentario nunca llego; ¿Sera que todos estamos resignados a aceptar esta realidad y dejar que ella influencie nuestra vida, acabe con nuestros sueños y nuestras ilusiones? Bueno… finalmente yo lo hice, le dije: “Yo como seleccionadora sé que los entrevistadores lo último que observamos es el físico, para nosotros es más importante, sus capacidades, su experiencia, sus conocimientos y que cumpla el perfil que requerimos, estamos preparados para indagar y percibir la energía del otro. Te invitó a sacar esas ideas negativas de tu mente que solo son virus que dañan tu autoestima y te generan desilusión, recargarte de ánimo, piensa diferente, llénate de energía positiva, pues eso es lo que vas a transmitir durante una entrevista, las empresas buscan gente emprendedora, con iniciativa que transmitan seguridad y confianza, chispa, gente que no se rinde ante nada, este tipo de personas son una joya en bruto listas para transmitir éxito y aliento a los demás trabajadores.

Para mi sorpresa, varias chicas respondieron a mi comentario, gracias nunca lo había visto de ese modo, otras comentaron, tus palabras fueron de gran aliento. Hay realidades que, aunque queramos no podemos cambiar, pero en vez de tratar de cambiar los pensamientos de los demás, porque no empezamos a trabajar en nosotros mismos, en desinstalar de nuestras mentes esas ideas y emociones negativas (miedo, juzgamientos, señalamientos, predisposición) que vienen desde nuestra infancia y que no nos permiten avanzar en la búsqueda de nuestra felicidad y nuestro éxito.

Chicas sé que ser una mujer de talla grande no es fácil y más difícil es creer y mostrar a los demás que me acepto, me amo y me respeto, no basta con solo decirlo y tomarse fotos mostrando tus hermosas curvas, cuando tu mirada, tu actitud y tu comportamiento dice lo contrario.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″]

[/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”right-to-left” css=”.vc_custom_1527042397339{padding-top: 30px !important;padding-right: 30px !important;padding-bottom: 30px !important;padding-left: 30px !important;background-image: url(https://revistacodigoclick.com/wp-content/uploads/2018/05/sulmaarizala1.jpg?id=3532) !important;background-position: 0 0 !important;background-repeat: repeat !important;}”][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”5412″ img_size=”full”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Cuando hablamos  de empoderamiento  nos referimos  a que tenemos  el  poder  de  gobernar nuestras vidas,  nuestras mentes, que  tenemos la facultad de elegir  si somos o no felices, si aceptamos  o no comentarios y  sobre  todo  que somos capaces de construir nuestra propia realidad, Somos capaces de amarnos tanto, que podemos  generar  una  conexión  con  un  yo interno,  con cada órgano de nuestro cuerpo; me conozco,  aprendo a gestionar mis emociones a vivirlas y dejarlas ir, vivo, valoro y agradezco a diario  mi existencia y le  encuentro un sentido a mi vida.

Ser personas de tallas grandes es una situación no una condición y no necesariamente tiene que ser un problema que te robe esa felicidad y la fe en ti misma, la solución también está en nuestras manos.

Nadie sabe lo que hay en tu interior más que tú mismo, reencuéntrate con ese niño o niña interno que se quedó dormido cuando llegaste a la adolescencia y que decidiste esconder bajo ese escudo de madurez por miedo a evitar ser lastimado y por la represión de la sociedad. De vez en cuando es bueno salir de la zona de confort, tomar un aliento y lanzarse a la aventura, no todos debemos seguir el mismo camino, no todos tenemos que pensar igual, a veces el pensar diferente también es válido y recuerda siempre TU ERES SUFICIENTE”.

Artículo escrito por: Fabiola Santos

Corrector de estilo:   Pedro Alexander Bermúdez 

Publicado por la:      Revista Código Click[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=”.vc_custom_1527030592430{margin-bottom: 20px !important;}”][vc_column][vc_separator color=”black” border_width=”10″ el_width=”90″ css_animation=”fadeInUpBig”][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”right-to-left” css=”.vc_custom_1527223862372{margin-bottom: 20px !important;}”][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Volver a Edición 12

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *