Revista Código Click Revista Código Click » ARTÍCULOS » Eduardo Zarate ROLLERMAN COLOMBIA.

Eduardo Zarate ROLLERMAN COLOMBIA.

Mi nombre es Eduardo Zarate y hoy día soy conocido como ROLLERMAN COLOMBIA

MI inicio en este deporte parte de ver una película de Jim Carrey en donde el protagonista cambia su rutina y constante negativa, para probar nuevas cosas, solamente diciendo SI a toda oportunidad de aprender algo nuevo, Allí fue donde vi por primera vez este deporte.

Al principio esperaba ser solo un empresario que podía traer un deporte que aparecía en esta película, pero las cosas cambiaron y un día empecé a construir la primera armadura por medio de fotos y videos en internet. Tarde aproximadamente dos meses en fabricar la primera armadura y luego llego el momento de probarla. Lo primero que pensé era como podría frenar y analice con mucho detenimiento los videos del creador del deporte Jean Yves Blondeau. El día de mi primera rodada decidí hacerla en Subachoque con el fin de tener una calle sin mucha gente transitando, los testigos en esta ocasión fueron dos niños del campo entre los 5 y 6 años de edad.

Al explorar la adrenalina de rodar a 10 cm del piso, esa sensación única y el miedo a lo desconocido, me hicieron caer en cuenta que tenía que desarrollar muchas más habilidades de las que creía, pero también descubrí que este deporte era lo que quería hacer por mucho tiempo.

Avance en técnica y equipo con la ayuda de mi padre, luego de haber empezado a mejorar, encontré que solo éramos 5 rollerman en el mundo que practicaba este deporte.

Jean Yves Cito en 2015 el primer encuentro mundial de este deporte, pero no fue posible asistir ya que la embajada no me concedió la visa a pesar de tres citas que tuve con ellos, así que seguí mejorando el traje y en 2017 con el apoyo de muchas personas que han seguido mi carrera logré estar presente en Francia para el primer campamento de entrenamiento con Jean Yves y 5 compañeros de diferentes nacionalidades

Los resultados de mi experiencia en Europa fueron evidentes al pasar de 60 km/h como velocidad regular en carretera a 85 km/h y además tuve la oportunidad de aprender fabricación y reparación de los trajes para rodar.

Hoy día tengo el récord americano con 104 km/h y espero mejorar año tras año ya que el record mundial es de 126 km/h.

Además, una de las mayores ganancias de la experiencia en Europa fue conocer a mis compañeros y mantener lazos fuertes de amistad desde entonces.

Este deporte más allá de buscar competencias es una oportunidad de llevar un mensaje a todo el mundo acerca de disfrutar aquella lucha hacia lograr las metas. En mis 8 años de práctica en este deporte he conocido personas maravillosas, que de una u otra manera no hubiera sido posible haber encontrado, sitios hermosos, y experiencias de vida extraordinarias.

En 2019 tenemos cita en Francia para algo llamado el Rollerman Tour donde estaremos en 6 países, rodando y mostrando nuestro deporte como equipo al mundo y para ello espero tener el apoyo de mi país.

Mi padre falleció hace un año y este deporte me llevo adelante, salí a flote en un momento muy difícil de mi vida, por lo cual pienso que Dios me dio esta herramienta para aprender y enseñar a sobrellevar las dificultades con mayor determinación y convicción.

Rollerman Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *