NO SOLO PALABRAS – MUJERES PODEROSAS Y EMPODERADAS

[vc_row css_animation=”right-to-left” css=”.vc_custom_1533858083682{padding-top: 30px !important;padding-right: 30px !important;padding-bottom: 30px !important;padding-left: 30px !important;background-color: #e5e5e5 !important;background-position: 0 0 !important;background-repeat: repeat !important;}”][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

Todas las mujeres por nuestra naturaleza poseemos un poder maravilloso con el que aportamos a la vida, muchas nos hemos desconectado del mismo por el ritmo de la vida o las expectativas que a cerca de lo que debemos ser, nos han enseñado desde la infancia.

Se nos vende un estereotipo de algo que difícilmente podemos alcanzar y es inevitable frustrarnos en ello.  Desde muy niñas se nos enseña a ser princesas, perfectas, dóciles, obedientes, y a la vez fuertes, competitivas, aguerridas y hasta algo machorras, al llegar la adolescencia y la carga de hormonas que con ella viene, nos vemos obligadas a decidir ser algo diferente, viene la presión de grupo, aparecen los gustos por el otro sexo, la competencia salvaje con nuestras congéneres.

 

Y con toda esa información olvidamos la natural esencia que nos convierte en la ternura, inocencia y fragilidad que nos hace más bellas ante los hombres, cuesta mucho reconocer esa parte hoy en las chicas de 13 años o más, algunas usan posturas y terminología propias de los machos de la especie humana, nos estamos perdiendo la mejor parte de ser hembras, por intentar ser algo indescriptible.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_single_image image=”4036″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]

Luz Nelly Suárez Bonilla

Life Coach, Consteladora Familiar.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”left-to-right” css=”.vc_custom_1533858099019{background-color: #e5e5e5 !important;background-position: 0 0 !important;background-repeat: repeat !important;}”][vc_column][vc_column_text]

Nuestro poder no es algo que se mida en fuerza, competencia o intentar ridículamente de imitar lo que vemos de los hombres, se encuentra en nuestro interior, la emotividad maravillosa que encerramos, esa fragilidad que hace que el mundo se empecine en protegerte y cuidarte, la dulzura de tu voz y la suavidad de tu piel es más contundente que cualquier golpe en la pared.  Cuando permitimos a nuestra esencia emerger sin excusarnos en lo que hace o dice otro, somos capaces de cambiar el mundo alrededor.

Mostrar la esencia natural no va en contra de lograr posiciones destacadas en cualquier nivel del mundo, por el contrario, es una manera más agradable de relacionarse con el mismo, así obtener respeto, admiración, atención de quienes nos rodean.

Mi madre cuando inicie mi vida laboral me dio un consejo que jamás olvidaré y considero contundente frente a esto, es un refrán popular en mi país, Yo era una jovencita recién terminaba el bachillerato y para seguir estudiando debía conseguir trabajo y pagar la universidad por mis propios medios, y antes de salir a mi primera entrevista me vio a los ojos y dijo; hija recuerda que se atrapan más moscas con miel que con hiel; y en la vida ha sido un consejo mágico. El poder de una sonrisa es mayor que el de un discurso contundente, las personas cuando les sonríes, necesariamente se abren a la empatía. Y logras ir por la vida obsequiando sonrisas, otro claro ejemplo lo vimos hace apenas unos días en la final del mundial de fútbol, la presidente de Croacia nos dio a todos un contundente ejemplo de cómo una mujer puede ser poderosa sin perder su feminidad maravillosa, recuerdo ver la transición y oír a los periodistas en su mayoría hombres, comentar de como esta mujer abrazó a todos con una naturalidad y espontaneidad femenina inigualable, el poder de Kolinda Grabar, no radica en ser presidente sino en que su feminidad se destaca más allá del cargo.

Nos empoderamos cuando volvemos al espejo, nos miramos con amor, aceptamos nuestra talla, estatura y color de piel como un regalo que nos dieron los padres al nacer, es hora de volver a la esencia que permite ser cuidada, protegida y amada solo por ser como flores en el jardín del mundo.

Volvamos a ser suaves, tiernas con sabiduría e inteligencia, dejemos de parecer un híbrido entre mujer y una pésima interpretación de lo masculino y permitamos que el mundo nos vea, honre y admire no por la rudeza si no por la gentileza que habita en el corazón de toda mujer.

Enseñemos a las más jóvenes a verse con amor, a ser bellas no por cómo se ven si no por cómo actúan, que tengan la posibilidad de tener un gran concepto de ellas y no necesiten cirugías, ponerse o quitarse algo de su apariencia o tener que exhibirse como sea posible para captar la atención del mundo, y que sean tan naturales que el mundo las note solo por respirar.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=”.vc_custom_1533858135920{background-color: #e5e5e5 !important;}”][vc_column][vc_column_text]www.luznellysuarez.com

Instagram: @luzconsteladora

Facebook: @LuzNellyConsteladoraCoach

Twitter: @LuzConsteladora

Youtube: Luznellysuarez

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=”.vc_custom_1527030592430{margin-bottom: 20px !important;}”][vc_column][vc_separator color=”black” border_width=”10″ el_width=”90″ css_animation=”fadeInUpBig”][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”right-to-left” css=”.vc_custom_1527222210452{margin-bottom: 20px !important;}”][vc_column width=”1/2″][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Volver a No Solo Palabras

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *